Raquetas de tenis Hay 315 productos.

La raqueta de tenis es un instrumento consistente en un aro que sujeta un cordaje trenzado en forma de red y un mango que permite la sujeción. El peso, según el jugador, varía desde los 240 gr de los modelos junior y de principiantes, hasta los más de 340 gr de los tenistas de competición.

  •        Mid-size: hasta 613 cm cuadrados de superficie, en talla americana corresponde a 95 pulgadas cuadradas. 
  •        Mid-plus: hasta 677 cm2, ó 105 pulgadas cuadradas.
  •        Super Mid-Plus: hasta 115” cuadradas.
  •        Over-size: mayores de 115”.

por página
Mostrando 1 - 12 de 315 items
Mostrando 1 - 12 de 315 items

Tipos de raquetas de tenis

Tu elección de raqueta dependerá de tu estilo de juego y tu nivel. En general, las raquetas se pueden encuadrar dentro de tres clases:

  •        Las raquetas para incrementar la potencia. Destaca su cabeza de mayor superficie, el peso ligero y la forma alargada. Se utilizan para jugadores que buscan ganar potencia en el swing. Suelen emplearlas tenistas principiantes o de nivel medio.
  •        Las raquetas intermedias. Aportan un equilibrio entre potencia de golpeo y control de la pelota. El diseño se ajusta a las necesidades de los tenistas de cualquier nivel.
  •        Las raquetas para mejorar el control.  Para jugadores de competición. Las cabezas pequeñas ofrecen mejor control de la bola, pero el tenista debe aportar su potencia de golpeo sin ayuda del diseño de la raqueta. Suelen ser más pesadas que las de jugadores aficionados.

Partes de la raqueta de tenis

  • Cabeza, área o tamiz. Marco donde se enhebra el cordaje. Permite golpear la bola con ambas caras. Su tamaño determina la potencia y el control: cuanto mayor tamaño, mayor potencia y menor control.
  • Cordaje. Trenzado de fibras horizontales y verticales donde impacta la pelota. El punto dulce de la raqueta es la zona del cordaje donde se obtiene la mayor potencia de golpeo con el menor esfuerzo.
  • Cuello o corazón; parte que une la cabeza con el grip. Es la zona que se agarra con la mano no dominante durante el juego. Dentro del cuello suele existir información sobre la raqueta, como el punto de balance o la tensión de encordado.
  • El balance es el punto de equilibrio de una raqueta. El peso de la raqueta se reparte entre los valores de 29 cm a 37 cm: los números bajos indican que el peso recae hacia el mango (más control y menos potencia), y los números altos que el peso se distribuye hacia la cabeza (más potencia y menor control). El 32 sería un balance neutro.
  • Grip, puño o empuñadura por donde asir la raqueta con la mano dominante. Las tallas informan sobre su grosor. Las más habituales en Europa son las del nº 2 y 3 (en las tallas usadas en América corresponden a las tallas 4 3/8 y 4 1/2).
  • Marco, caña o aro. Forma el cuerpo de la raqueta y adopta, en función del tipo de jugador, diferentes perfiles.

Evolución de la raqueta de tenis

Hasta la década de los 60 el material del marco de la raqueta se fabricada de madera, el cordaje de intestino animal, y el grip de cuero. Con el tiempo, los fabricantes empezaron a utilizar materiales sintéticos como la fibra de carbono, titanio e incluso compuestos cerámicos. En 1967, el tenista Arthur Ashe diseña la primera raqueta de acero, de mayor resistencia y menor peso que las raquetas de madera. En los años 70 aparecen en el circuito ATP las primeras cuerdas sintéticas y marcos de aluminio.

Materiales de fabricación de raquetas

En la actualidad, las raquetas se fabrican con materiales sintéticos y el cordaje, si bien continúa utilizándose el natural, se sustituye por compuestos artificiales, como el poliéster, el kévlar y el nylon.

Raquetas de grafito

El grafito es un compuesto derivado del carbono.  Se trata de un material ligero que se emplea como único componente del marco, o en combinación con fibra de vidrio. Las raquetas fabricadas con un 100% de grafito aportan una sensación de rigidez ideal para los tenistas de saques potentes. Los marcos de material mixto resultan más flexibles y, por tanto, generan menos vibraciones y resultan más aptos para jugadores principiantes.

Raquetas de aluminio

Modelos más baratos que el grafito, ofrecen al tenista una cantidad moderada de potencia y control. Los marcos de aluminio se manufacturan con sección tubular, de haz o bihueca. La configuración del marco bihueco resulta idónea para los jugadores noveles, más propensos a golpes fallidos. El aluminio es una opción de equipamiento menos costosa que el grafito. La morfología del marco determina la durabilidad y la flexibilidad a la hora de jugar. Los marcos de aluminio con sección tubular beneficia a los jugadores experimentados que buscan un material de mayor resistencia.

Raquetas de kévlar

El kévlar es una fibra artificial 5 veces más fuerte que el acero desarrollada por la empresa DuPont. El uso inicial, como armazón de los neumáticos, se amplió hasta los chalecos anti balas, velas náuticas, zapatillas de tenis o como refuerzo de la ropa de montaña. Cuando se une a ciertas resinas se crea un material compuesto ideal para equipación deportiva de alto rendimiento. En las raquetas, aportan ligereza, rigidez moderada y reduce vibraciones cuando se emplea como refuerzo en el marco. Las raquetas 100% kévlar, por su rigidez, no son recomendables para jugadores noveles, pues las vibraciones pueden causar lesiones.

Raquetas de Boro

El boro y kévlar ofrecen especificaciones similares al grafito. El boro es un metaloide semiconductor utilizado en la fabricación de De mayor ligereza y rigidez que el grafito, estas raquetas transmiten al jugador mayores vibraciones. Son marcos de gran durabilidad, pero  por su rigidez no son aptos para jugadores novatos que todavía no han dominado su saque, pues le resultan casi imposibles controlar el swing.

Innovaciones y futuro de las raquetas de tenis

Las innovaciones tecnológicas en la fabricación de raquetas de tenis busca optimizar la energía cuando la pelota impacta en el punto dulce de la raqueta, y que a la vez resulte para el jugador ligera y manejable. En la actualidad existen, o se van a implantar, entre otros, los siguientes avances:

  •        Raquetas de D3o. Se trata de un material futurista que se comporta como un fluido no newtoniano. Esto significa que el compuesto modifica sus prestaciones según la potencia del golpe: si el golpe es violento, aumenta su rigidez, y si es flojo, lo suaviza y facilita el control.
  •        Las raquetas de perfil variable en las áreas estratégicas del marco para incrementar la potencia del swing manteniendo el control de la bola.
  •        Las raquetas con mezcla de cordaje de titanio ultrafuertes y fibras de grafito ultraligeras que proporcionan la reducción máxima del peso, máxima potencia y rigidez idónea.  
  •        Fibras Inteligentes que aumentan su rigidez y la del cuello y la cabeza de la raqueta mientras la bola  impacta en el cordaje.
  •        Dispositivos que al impactar la bola con la raqueta convierten en interactivos el cordaje y el marco.
  •        Raquetas con chips incorporados que gestionan la potencia y la amortiguación electrónicamente.

Consejos para elegir tu raqueta de tenis perfecta

El mejor consejo posible: fíate de tus sensaciones cuando la pruebes. La raqueta es un instrumento de uso personal, por tanto debe resultarte cómoda. Las especificaciones de raqueta ideales para otro jugador pueden resultar menos adecuadas para tu nivel de juego. Prueba a jugar con unas cuantas raquetas antes de adquirir una. Experimenta con diferentes tamaños y diámetros. Si es posible, prueba tu swing en la misma tienda y valora tus sensaciones dinámicas.

Factores que debes tener en cuenta, (antes de lo vendida o recomendada que sea una raqueta) son los siguientes:

  •        Material adecuado de fabricación. Los más comunes son titanio y grafito. El grafito es el compuesto de carbono que compone la mina de lápiz. Se trata de una fibra es  ligera y resistente que puede combinarse con el titanio, material aeronáutico más pesado; o con fibra de vidrio, más flexible. También se utilizan fibras de kévlar como refuerzo del marco, o se elaboran marcos de aluminio 100%. El material más caro e innovador es el D3o, un polímero usado en protecciones para esquiadores o blindaje anti balas. El D30 se comporta como un fluido no newtoniano que varía su rigidez dependiendo de la potencia del golpe.
  •        Peso de la raqueta. Las diferencias, aunque mínimas, importan. Unos gramos de diferencia en el equilibrado de la raqueta pueden determinar si tu golpe resulta más potente o, por contraparte, mejoras el control de la bola. La elección apropiada suele ser la raqueta que reúne equilibrio, ligereza y potencia de golpeo aceptable. Prueba una raqueta con cabeza pesada si eres principiante y te gusta jugar sobre la línea de fondo, pues con ella ganarás potencia. Si tu nivel es intermedio, si voleas y juegas cerca de la red, puede convenirte una raqueta con cabeza ligera y mejor manejo. Ante la duda, elige un modelo de raqueta que equilibre ambas cualidades.
  •        La empuñadura y el grip proporcionan un agarre cómodo. El grip suele cubrirse con otra cinta, u overgrip, más delgada. Existen diferentes tallas según el tamaño de tu mano. Averigua tu talla empuñando la raqueta con tu mano dominante, como si fueras a jugar. Sitúa el índice de la otra mano sobre el grip en el espacio que dejan libre los dedos que lo empuñan: si tu índice no se acomoda en ese espacio libre (o la mano no deja sitio en el grip), la empuñadura debe ser más grande.  Ante la duda, quédate con la empuñadura más pequeña, pues te queda la posibilidad de aumentar su diámetro enrollándole más cinta.
  •        Tamaño de la cabeza de la raqueta. Uno de los factores fundamentales para elegir tu raqueta. Considera que, cuanto más grande la superficie, aumenta tu potencia de golpeo y disminuye el control sobre la bola.  Sueles golpear la pelota fuerza puede convenirte una raqueta que te aporte un extra de control. Las cabezas grandes miden entre 684 y 761 cm cuadrados; las pequeñas oscilan entre  548 y 606 cm cuadrados. A los jugadores novatos les convienen medidas sobre los 645 cm.

Raquetas para jugadores principiantes

La mejor raqueta para un jugador novato es aquella de buen tamaño y cabeza proporcionada. Te ofrecerá  control y una potencia extra. Generalizando, la raqueta ideal para un principiante adulto medirá 68 cm, pesará entre 255 y 285 gr, la cabeza tendrá una superficie de entre 685 y 760 cm cuadrados , y su equilibrado concentrará el peso hacia la zona de la cabeza.