Grips y Overgrips Hay 76 productos.

El grip es la cita que se enrolla en la empuñadura de tu raqueta. Te aporta fijación, tacto y buena sensación de agarre. Todo esto redunda en el mejor control del golpeo de la bola. Las cintas protectoras sirven para prevenir las ampollas de las manos y proporcionar un agarre óptimo. Elegir y mantener el modelo adecuado de gripo u overgrip resulta fundamental para la calidad de tu juego.

por página
Mostrando 1 - 12 de 76 items
Mostrando 1 - 12 de 76 items

¿Necesitas un overgrip en tu raqueta?

Sirven para terminar de configurar la empuñadura, pues cada uno mide media talla de ancho. También dejan pasar el sudor de la mano hacia la capa inferior, y mantienen seca la empuñadura. Por practicidad, la sustitución durante un partido de un overgrip es más rápida que la del grip y no se precisan tijeras. Por economía, resultan más baratos los paquetes de overgrips que un grip.

Da igual que elijas jugar agarrando directamente el grip, o con el overgrip: tus cintas protectoras deben ser sustituidas si las sensaciones al empuñarla empeoran. De lo contrario, sufrirás abrasiones.

Diferencia entre grip y overgrip

Las raquetas se venden salidas de fábrica con su propio grip, y su grosor se mide por tallas. Casi todos se fabrican con el exterior de poliuretano y cuero, y el interior acolchado de poliamida, aparte de la capa adhesiva para fijar el frip a la raqueta. Selecciona tu raqueta con la talla idónea de empuñadura.

Cada overgrip mide 0,16 cm de ancho. Si necesitas añadir capas de overgrips para poder agarrarla bien, la empuñadura perderá la sección octogonal con cada capa, y quedará más circular.

El overgrip se instala sobre el grip y es la capa del mango en contacto con la mano. Se fabrica en poliuretano, es más delgada que el grip, porque carece de material acolchado, y sólo al inicio de la cinta existe una parte con adhesivo. Mientras que el grip es fundamental para jugar, el overgrip tiene que ver sobre las sensaciones particulares de cada tenista al jugar.

  •         Con el grip ancho, existe mayor superficie de agarre y la posibilidad de golpeo con mayor potencia. Como contrapartida, limita los movimientos de muñeca y en determinadas situaciones puede lesionarse.
  •         El grip fino concede mayor libertad a la muñeca y facilita el juego de bolas con efecto. La contrapartida, en forma de lesión, se produciría porque la muñeca debe forzar la postura para agarrar la raqueta.