Hombre Hay 11 productos.

En pádel, los jugadores, sobre todo los que se están iniciando en este deporte, tienden a elegir su calzado únicamente en función del diseño y la marca, al igual que ocurre con la elección de la pala. Hay que tener en cuenta, que una equipación perfecta para nuestro tipo de juego y nuestras características puede mejorar considerablemente nuestro juego.  Es esencial estar en buena forma física si queremos rendir al máximo en la pista, pero también es igual de importante elegir las zapatillas adecuadas para potenciar ese estado de buena forma.

Zapatillas de pádel baratas para hombre

Los hombres que buscan zapatillas de pádel, buscan como principal característica la misma marca que su calzado anterior, ya que le ha aportado el confort necesario. Luego, el precio, que cada vez son más los jugadores que buscan reducir el gasto en zapatillas, manteniendo las mejores prestaciones y calidades.

En Brusi Sports, hemos seleccionado las mejores modelos de zapatillas para jugar al pádel de las marcas más importantes, para que elijas las que más se adapten a tus gustos y necesidades.

Mostrando 1 - 11 de 11 items
Mostrando 1 - 11 de 11 items

Características de las zapatillas de pádel para hombre

A la hora de seleccionar el calzado que le acompañará durante los partidos y entrenamientos de pádel,  debe tener en cuenta tres características importantes: estabilidad, calidad de la suela y una buena amortiguación.

  • Confort. Elegir una buena suela,  acolchada pero firme y estable es clave para sentirnos cómodos durante su uso.  Los expertos recomiendan las zapatillas con amplia superficie transpirable, de un peso de unos 350gr y con  la suela de espiga y de gel.
  • Amortiguación. Hay que mirar si la zapatilla tiene las zonas adecuadas para que recojan los impactos en golpes fuertes y en saltos agresivos, para que nuestras articulaciones en especial tobillos y rodillas estén aseguradas en cada movimiento.
  • Resistencia a la abrasión. Las pistas de pádel, suelen estar al aire libre, por lo que la temperatura del suelo aumenta considerablemente. Es importante elegir un calzado con un buen aislante del calor y con una resistencia a la abrasión, para que a pesar del calor de la superficie nuestros pies no se resientan del exceso de calor, evitando así las ampollas y heridas.