Grip Base Hay 23 productos.

Los grips están destinados a proteger tanto el posible desgaste del mango de tu raqueta, como la palma de tu mano evitando las posibles lesiones por el constante roce.

En Brusi Sports te ofrecemos una amplia variedad de grips para la base de tu raqueta, para que puedas escoger el que más se adapte a tus necesidades, siempre con el objetivo de mejorar en el juego.

Características de los grips para base

Es importante que conozcas las características a tener en cuenta a la hora de adquirir un grip, ya que desde hace un tiempo cada vez es mayor la oferta tanto en marcas como en materiales y diseño.

En Brusi Sports queremos ayudarte para que elijas el grip adecuado, por ello, te proponemos que tengas en cuenta las siguientes características:

por página
Mostrando 1 - 12 de 23 items
Mostrando 1 - 12 de 23 items

Material del grips base

A día de hoy podrás seleccionar entre grips sintéticos y de piel. El precio es la mayor diferencia entre ambos.

La piel al tratarse de un tejido natural, su precio en el mercado es algo mayor, su ventaja principal es el agarre que proporciona al jugador, manteniendo el mango de la raqueta alejado del desgaste. En cuanto a los grips sintéticos, su principal característica es el precio asequible pero por el contrario, durará bastante menos que una base de piel.

Peso del grip base para raquetas de tenis

El grip de piel es algo más pesado que el sintético, lo que significa que tenemos que tener en cuenta que si nos decidimos por una base de piel, el peso de nuestra raqueta aumentará en su parte inferior, por lo que deberemos equilibrar la cabeza de la raqueta con el material adecuado para ello.

Tacto y agarre de los grips de base

Al no estar acolchado, en la base de piel,  sentiremos mejor la empuñadura y  por tanto, sentiremos mejor la bola en cada golpe, mejorando el juego. Además, en el caso de los grips de piel, también sentiremos un mayor agarre y firmeza.

¿Cómo coloco el grip?

Los grips de piel disponen de menos elasticidad que los grips sintéticos y por ello, son un poco más complicados de colocar en la empuñadura.

A la hora de colocar los grips en la base, hay que hacerlo de forma tranquila y bien, ya que una mala colocación puede derivar en lesiones en nuestra mano, como ampollas o heridas por la erosión del overgrip.