Antivibradores Hay 42 productos.

Un antivibrador en tenis es un dispositivo que, ajustado entre las cuerdas de la raqueta, reduce las vibraciones que provoca el cordaje cuando el jugador golpea la bola. Multitud de tenistas los emplean. Son pequeños objetos de goma o algún polímero elástico insertados en la zona inferior del cordaje, antes de las cuerdas horizontales. Se relaciona su invención con el legendario tenista francés René Lacoste.

Las vibraciones se generan cuando la bola se golpea descentrada, cerca del marco de la raqueta. El área óptima de impacto de la bola es la central del cordaje. Debido a que la mayoría de golpes se efectúan lejos del centro, los antivibradores mitigan los efectos dañinos para las articulaciones debidos al mal golpeo.

El peso del antivibrador, entre 2 y 7 gramos, y su ubicación centrada, casi no influye en las características de la raqueta a la que se añade.

por página
Mostrando 1 - 12 de 42 items
Mostrando 1 - 12 de 42 items

Tipos de antivibradores para tu raqueta

Existen tres modelos de antivibradores:

Antivibradores tipo botón

El modelo botón, de forma redondeada, se coloca entre las dos cuerdas verticales centrales. Tiende a saltar con facilidad. Se comercializa en variadas formas y colores. Existen modelos macizos, huecos por dentro en forma de letra “o”, y con el centro de diferente material.

Antivibradores largos

Se insertan de forma paralela entre las cuerdas horizontales. Entre sus múltiples modelos destacan:

Antivibradores alargados. Se trata del modelo más polivalente de todos, y se sitúa centrado en el cordaje sin llegar hasta el final de la raqueta. Abarca entre 6 y 8 cuerdas verticales, y se insertan a través sus hendiduras.

Antivibradores tipo gusano. Son los modelos menos cómodos de instalar, pues se coloca entrelazado entre las cuerdas cono si fuera una cuerda más. Abarcan de extremo a extremo de la raqueta y se fijan mediante ganchos. Sirve para jugadores de nivel bajo y medio, pues resulta complicado que salte de la raqueta. También sirve para jugadores que se recuperan de una lesión.

¿Necesitas incorporarlo a tu raqueta?

Un cambio insignificante en tu raqueta puede modificar las sensaciones que te aporta al jugar. Cuando insertas un antivibrador en tu cordaje, notaras un cambio en el sonido del golpeo y cierta diferencia en el tacto. El beneficio se obtiene en cuanto a las sensaciones y la psicología.

Si lo que precisas es un cambio sustancial en las características y vibraciones de la raqueta, será preferible cambiar el modelo, el cordaje o la tensión.